Los graduados sociales en la sociedad actual

La web Buscar Empleo publica un interesante artículo de Margarita Cabrejas Artola -Graduado Social, Master Oficial Universitario en Prevención de Riesgos Laborales por UNIR, y Coordinadora de la Pestaña de Seguridad Vial de ApprevenirT- en el que profundiza en el pasado y el presente de nuestra profesión. Por su indudable interés, reproducimos el artículo completo.

http://buscarempleo.republica.com/profesiones/los-graduados-sociales-en-la-sociedad-actual.html

Introducción

La profesión de Graduado Social aparece en la sociedad española, como consecuencia del desarrollo industrial que nuestro país experimenta y la necesidad de formar adecuadamente a la clase trabajadora en un aspecto muy concreto del derecho, el derecho del trabajo y de la seguridad social, que poco a poco se estaba consagrando. Desde 1950 hasta la actualidad la sociedad española ha descubierto que el autentico profesional, que puede gestionar correctamente las prestaciones de la seguridad social y defender los derechos de empresas y trabajadores ante los Juzgados de lo Social es el Graduado Social, por ello la profesión está muy valorada y reconocida por la sociedad española. Sigue leyendo

RETA: Pensión de viudedad sin estar al corriente en el pago de las cotizaciones

Un artículo de Julia Retamero
Abogada Mutua Universal

Para acceder a la pensión de viudedad, entre otros, se exige al causante reunir un período mínimo de cotización de quinientos días, dentro de los 5 años anteriores a la fecha del fallecimiento, según lo dispuesto en el artículo 174.1 de la LGSS. Sigue leyendo

Nuevos criterios técnicos de la Inspección de Trabajo en el marco de los desplazamientos de trabajadores en el marco de una prestación de servicios transnacional

El desplazamiento de trabajadores en el marco de una prestación de servicios de carácter transnacional regulados por la Ley 45/1999, de 29 de noviembre, es una materia en constante evolución, utilizada a veces como vía para actuar en fraude de ley, y en la que las fronteras con otras figuras no siempre están claras. Sigue leyendo

Teletrabajo y la prevención de riesgos laborales

margarita cabrejas artolaLa revista Acción Preventiva de la CEOE publica un artículo de Margarita Cabrejas Artola. Graduado Social, Master Oficial Universitario en Prevención de Riesgos Laborales por UNIR, y Coordinadora de la Pestaña de Seguridad Vial de ApprevenirT. Por su interés, reproducimos el artículo completo.

http://revistaprl.ceoe.es/teletrabajo-y-la-prevencion-de-riesgos-laborales

Nuestro cuerpo es la expresión física de los pensamientos, sentimientos y emociones y es el depositario de todas y cada una de nuestras experiencias desde el despertar de la vida. Jonh Ivarleck

1.- MARCO CONCEPTUAL DE TELETRABAJO

Teletrabajar, no es sólo trabajar a distancia utilizando las telecomunicaciones y/o la informática, teletrabajar es servirse de estos elementos para trabajar de un modo nuevo (Thibault, 1998), p. 211).

1.1. Definiciones y nomenclaturas

Existen muchas formas de designar el trabajo fuera del espacio habitual de la organización. De entre las más comunes están: teletrabajo, telenetworking o telework, en Europa o telecommuting y mobile worker, en los EEUU.

Uno de los aspectos que muchos autores consideran importante, es el cambio que supone llevar el trabajo al trabajador, en vez de llevar el trabajador al trabajo. Hay dos elementos esenciales a tener en cuenta, para explicar qué se entiende por teletrabajo.

La interpretación etimológica de la palabra teletrabajo la encontramos en la raíz griega de su palabra: El prefijo tele -que proviene del término griego «««telos» (a distancia)- indica que el teletrabajo, es trabajo realizado fuera del centro físico del trabajo habitual, donde se ubica el empleador.

El segundo elemento esencial lo constituye el hecho de que por teletrabajo no se entiende sólo trabajo a distancia, sino que engloba también en su significación, un uso intensivo de las tecnologías de la información y de la comunicación. Sigue leyendo

Algunos jueces olvidan que existen los peritos judiciales

El perito es una figura dentro de los procesos judiciales la cual se hace cada día más necesaria e indispensable, pues los jueces y magistrados no saben de todo como algunos creen, pues son figuras de un conocimiento jurídico amplio y especializados (no todos) en la jurisdicción en la que se encuentran inmersos y se desenvuelven como tales jueces, donde con sus criterios y las pruebas que se les aporte determinan, con su buen saber, quién o quienes tienen la razón del litigio planteado.

Jose Blas FernandezA la jurisdicción del orden social acuden muchos peritos que en una gran mayoría suelen ser profesionales colegiados y bajo su responsabilidad emiten informes sobre el conflicto a resolver y con el conocimiento de las disciplinas que a ellos les compete, pues para eso son peritos en el procedimiento. Olvidando un poco el litigio, pues existen muchísimos, los jueces escuchan atentos a estos peritos judiciales que bajo su responsabilidad y ante las preguntas en comparecencias y en el trascurso del juicio oral exponen sus conocimientos y su experiencia de lo que se trata, por lo que muchos jueces se apoyan en estos dictámenes e informes de una manera clara y suelen ser sus bastones de apoyo para cuando llegue la hora de dictar sus sentencias. Es decir, el perito judicial es el soporte en muchísimos casos de la decisión del juez, pero en otros, si ese perito no tiene un conocimiento de nada de lo que hace, el trastorno y la responsabilidad se comparte en una decisión finalista colmada de errores y de recursos.

En la jurisdicción social existen peritos cualificados como médicos especialistas, economistas, detectives privados, peritos calígrafos, informáticos, etc. que con sus conocimientos determinan las incapacidades, las regulaciones de empleo por razones económicas o si alguno ha vulnerado su encomienda en el trabajo o simulado una enfermedad o accidente, cosa que hacen con la máxima honestidad y ética profesional, pues saben la influencia de sus informes y manifestaciones ante el juez y las partes. Sin embargo, en otras jurisdicciones y, en concreto en muchos Juzgados de Instrucción, donde la valoración de un perito judicial es también indispensable, topamos con algo que no se comprende, muchos miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, en esa investigación que llevan a cabo, bien por mandato de la Fiscalía o bien por orden judicial, no saben reconocer que muchas de las materias que investigan y valoran están al margen de sus conocimientos, pues muchos informes y actuaciones que se les aporta al juez instructor están confeccionados por personas que aunque sean miembros de esas fuerzas de seguridad, no conocen leyes que se encuentran en el ámbito del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y del Derecho Mercantil, Derecho Civil y otros; por ejemplo cláusulas de contratos de trabajo, de aplicación de convenios colectivos o de contratos de la Administración, entre otros, haciendo sus valoraciones a “ojo de buen cubero” y creyéndose que lo que informan es lo válido y presumiendo muchas veces que el investigado es responsable de aquello que se ha puesto en litigio o que ha sido denunciado sin conocimiento de causa por terceros. Es decir, prejuzgando de unos hechos que no conocen. Esto es frecuente y creo que esos jueces de instrucción cuando utilizan a esos miembros de las fuerzas de seguridad, deben saber que estos están limitados en sus conocimientos y no poseen en muchos casos titulación académica alguna ni están colegiados en una Corporación de Derecho Público, como lo están esos peritos que actúan sobradamente conocedores de su especialidad, por lo que estos informes y valoraciones efectuados por estos funcionarios del cuerpo de seguridad del Estado sobre muchas materias son invalidados luego en el juicio oral que se celebre en el juzgado de lo penal, pues de la instrucción a ese momento procesal, hay una gran diferencia y distancia en el tiempo y en lo que luego resulta ser real y verdadero.

Por lo tanto, cada vez más en nuestro país, hay que reforzar a la justicia, pues nuestro Estado de Derecho no se puede sustentar en el corto conocimiento de unas personas que informan y casi deciden sobre la verdad de los hechos ocurridos; es muy grave ver cómo informes policiales están vacíos de contenido y de conocimientos jurídicos, por lo que en materias de esa envergadura, los jueces deben recurrir a esos peritos que son los verdaderos conocedores de la realidad y por ser policía o guardia civil, no se sabe de todo y menos de algo que no es de su competencia profesional o no lo han estudiado. Los peritos cobran y los miembros de las fuerzas de seguridad no, eso es verdad (me refiero a la hora del peritaje o informe), pero lo fácil es mandar a los primeros a informar e investigar y salir pronto de esa instrucción, pero seguro estoy que si se llamase a un perito profesional los cuales están debidamente registrados a través de sus colegios, “otro gallo nos cantaría” y los jueces que no saben de todo, seguro que harían instrucciones mejores y luego en el Juzgado de lo Penal se pondrían sentencias más de acorde con la realidad, pues muchos ciudadanos pasan por un largo calvario y una triste pena del banquillo que no hubiese sido necesario si un buen peritaje o informe hubiese estado construido por un profesional de la materia. Las fuerzas de seguridad están para lo que están y desde aquí las felicito por la profesionalidad y la confianza que nos dan a todos, pero “zapatero a tus zapatos” y los peritos judiciales somos los que sabemos de determinadas materias y así nos ahorraríamos muchos disgustos de ver a muchas personas inocentes pasarlo mal y amargamente por un mal informe o lo que ocurre en muchos casos, que se carece a la hora de confeccionarlos del verdadero conocimiento de quien es perito y ha hecho su informe o peritaje con total objetividad y con conocimiento de causa, pues existen muchas especialidades que a veces creemos que no están en el mapa del perito judicial que estos ponen al servicio de la Justicia.

 

 José Blas Fernández Sánchez.

Presidente del Colegio Oficial de
Graduados Sociales de Cádiz y
Presidente de Honor del Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España.

Concienciar en Prevención

Margarita CabrejasMargarita Cabrejas Artola | Graduado Social, Master Oficial Universitario en Prevencion de Riesgos Laborales por UNIR

INTRODUCCION

El concepto de “cultura de seguridad” nace en los años 80 vinculado fundamentalmente a los accidentes mayores y en concreto al accidente nuclear de Chrenobyl, se le llamó “cultura preventiva” . Con el paso del tiempo se amplia al conjunto de riesgos y adopta una dimensión global.
La definición ha cambiado, y aunque no hay una sola definición de Cultura preventiva, actualmente se puede decir que es el conjunto de actitudes y creencias positivas, compartidas por todos en la empresa sobre salud, riesgos, accidentes, enfermedades y medidas preventivas. También podemos definirla como la actitud preactiva, en las empresas, en las familias, en las comunidades, etc.. debe ser un compromiso por la seguridad y la promocion de la salud a todos los niveles.
La prevención de riesgos ha pasado del Error Humano (los accidentes ocurren a partir del acto inseguro), al Factor Humano (Reason 1990), el comportamiento humano, que aborda tres aspectos básicos de la Psicologia de la Seguridad:

  • ¿Por qué se producen los accidentes laborales?
  • ¿Qué debe evaluarse en prevención respecto del factor humano y la cultura de seguridad?
  • ¿ Qué programas de acción preventiva contrastados y eficaces pueden aplicarse sobre el factor humano.

Crear cultura preventiva es educar para crear conciencia, adoptar nuevas conductas y una actitud responsable y de respeto por la protección de las vidas, el entorno, por las futuras generaciones, cultura de la prevención implica una actitud colectiva que solo puede construirse mediante un largo proceso social.

¿Cómo funciona la cultura preventiva? Sigue leyendo

La Orden ESS/1452/2016 regula el modelo de diligencia de actuación de la Inspección de Trabajo y suprime la llevanza de los libros de visita

 Artículo remitido por mutua universal | 16 septiembre 2016

En el Boletín Oficial del Estado del pasado 12 de septiembre se  publicó la Orden ESS/1452/2016, de 10 de junio, por la que se regula el modelo de diligencia de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

La Orden tiene por objeto regular  los hechos y actos que deban incorporarse a las diligencias que documenten la actuación de los órganos de la Inspección laboral, su formato y su remisión a los sujetos inspeccionados.

La novedad más destacable es que se elimina la obligación de los interesados para adquirir o diligenciar cualquier clase de libros o formularios para la realización de dichas diligencias (Libro de visitas), si bien los interesados deberán conservar a disposición de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social “los Libros de Visitas así como los modelos de diligencia extendidos con anterioridad a la entrada en vigor de la presente orden,por un período de cinco años, a contar desde la fecha de la última diligencia realizada. Durante dicho período, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social conservará las diligencias efectuadas en los Libros de Visitas Electrónicos.” Sigue leyendo

NOVEDADES

codigos-electronicos-legislacion-española-boe

SENTENCIA DE LA SEMANA:


Sentencia del TS, sobre el pago de la indemnización en un ERE
El TS desestima el recurso de casación para la unificación de doctrina de los trabajadores y confirma la licitud del acuerdo de aplazamiento indemnizatorio en el marco de un ERE.

colegiados